Cómo vestirse para andar en bicicleta en invierno

Como veremos hoy, sin embargo, lo que importa no es tanto la cantidad, sino la calidad de las prendas y protecciones. Todo lo que tenemos que hacer es adentrarnos en el tema y profundizar tanto como sea posible en la ropa de invierno adecuada para un ciclista.

Cómo vestirse para andar en bicicleta en invierno

Consultar el pronóstico del tiempo

El nuestro es un país bastante extraño si lo evalúas desde un punto de vista meteorológico, ya que las temperaturas pueden cambiar repentinamente, al igual que las condiciones del clima. No basta con saber que estás en invierno para poder estudiar ropa adecuada para un paseo en bicicleta, porque siempre prima el control meteorológico preventivo. Basta pensar en el peso que puede tener la temperatura, si prestas mucha atención a los valores reales y a los que son percibidos por el ser humano. También hay que tener en cuenta el viento para poder elegir la ropa adecuada. A continuación se muestra una discusión de estos factores preliminares.

Temperatura

Si los grados caen por debajo de 20, pero permanecen por encima de 10, es mejor elegir una camisa de manga larga. Por debajo de 10 grados, se requiere una parte superior con relleno.

Viento

El viento es muy peligroso, ya que puede bajar la temperatura que percibe nuestro cuerpo. En este caso siempre es recomendable llevar accesorios como guantes y calentador de cuello.

Sol

También presta atención al sol porque, aunque en presencia de bajas temperaturas, es probable que nos haga percibir una temperatura más alta.

La premisa anterior sobre el clima era imprescindible, pero por sí sola, obviamente, no puede ser suficiente para entender cuál es la ropa ideal para el ciclista en invierno. Es por eso que es necesario proporcionar algunos detalles más concretos sobre el tema, para aclarar mejor cómo abordar este tema. En consecuencia, ahora nos centraremos en cada parte del cuerpo.

Cómo proteger el busto

Se parte del torso, lo cual es muy importante para evitar los clásicos golpes de frío. En este sentido, es necesario recordarte toda la importancia de la ropa interior, porque por sí sola puede marcar una gran diferencia. Una opción de calidad, puede mantener su torso caliente mientras absorbe el sudor y la humedad al mismo tiempo. También existen modelos de ropa interior con frontal cortavientos, útil para resguardar el busto del viento. En caso de temperaturas muy frías, es posible optar por ropa interior de manga larga, confeccionada con tejidos especiales como el Gore-Tex.

Cómo protegerse las piernas

Sobre la protección de las piernas hay que hacer una discusión especial, porque estas extremidades trabajan mucho en la bicicleta y por tanto tienden a sudar de forma natural. Por otro lado, es necesario tener cuidado y protegerlos como corresponda, porque el frío también puede causar problemas musculares bastante molestos. En primer lugar, te recomendamos unas mallas de ciclismo, para usar cuando el frío no sea excesivo. Alternativamente, puedes usar pantalones largos, cuando entiendas que el frío es muy fuerte.

Cómo proteger las extremidades

Recuerde siempre que la protección adecuada del cuerpo, al andar en bicicleta en invierno, siempre comienza prestando atención a los detalles. En consecuencia, nunca tendrá que olvidarse de proteger adecuadamente sus extremidades también, ya que son las partes que están en mayor riesgo de todos los sabañones. Cuando hablamos de extremidades, naturalmente nos referimos a los dedos, la nariz, las orejas e incluso los pies. En cuanto a las manos, es necesario utilizar guantes de invierno para el ciclismo.

En cuanto a los pies, por otro lado, puedes optar por comprar un par de zapatos de invierno, o una funda de neopreno para el calzado o fabricada con cualquier otro material aislante. Sin embargo, te sugerimos que los protejas empezando por los calcetines térmicos Gore-Tex. Pasando a la garganta, aquí también se toca un tema delicado, dada la gran sensibilidad de esta zona en particular. El consejo es usar un calentador de cuello cómodo, incluso cuando no hace mucho frío afuera, porque se necesita muy poco para encenderlo. Por cierto, este accesorio te permite taparte la nariz y la boca si lo deseas. El pasamontañas también es importante, para proteger la cabeza, la frente y por supuesto las orejas. Además, existen modelos de pasamontañas que llegan hasta la nariz, y que te brindan una completa defensa del viento y el frío. En esta circunstancia hablamos de los modelos canónicos en forma de pasamontañas.

Conclusiones

Hoy te hemos explicado cómo vestirte para andar en bicicleta en invierno, dándote muchos consejos sobre cómo proteger cada zona de tu cuerpo del viento y el frío. Sin embargo, considere que a la luz de lo dicho, aún quedan algunos puntos pendientes por tocar. Con razón piensas que los principales enemigos son el viento helado y seco, junto con las gélidas temperaturas. Sin embargo, en esta lista debemos agregar el sudor y la humedad, igualmente peligrosos para un ciclista. Resulta ser por ello que siempre se recomienda evitar la pesadez excesiva en cuanto a la ropa, y optar por vestirse en capas si sientes temperaturas muy bajas.

Así que asegúrese siempre de que su ropa de bicicleta esté diseñada para deportistas, luego hecha con un material con alta capacidad transpirable y absorbente. Al hacer esto, evitará tener que usar una camisa empapada de sudor durante horas o que no permita que su piel respire. Una vez más, es bueno recordar que la calidad de la ropa que llevas cuenta y no la cantidad, porque la protección contra el frío cuando practicas deporte va más allá de la pesadez de la ropa.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad